El Tribunal anula los acuerdos UE-Marruecos sobre la política del Sáhara Occidental

[ad_1]

El Tribunal General de la Unión Europea revocó este miércoles la aprobación por parte del bloque de 27 países de los acuerdos sobre agricultura y pesca que permiten a Marruecos exportar mercancías desde el Sáhara Occidental

El fallo podría dañar las relaciones de la UE con Marruecos, aunque el tribunal dijo que los efectos de los acuerdos de 2019 se mantendrían durante un período determinado "para preservar la acción exterior de la Unión. Unión Europea y seguridad jurídica sobre sus compromisos internacionales".

La UE es el mayor socio comercial de Marruecos y el mayor inversor extranjero en el reino del norte de África, según el bloque.

El caso ha sido llevado ante la justicia por el Frente Polisario, el movimiento que pide la independencia del Sáhara Occidental de Marruecos. El movimiento desafió las decisiones del Consejo Europeo, el organismo que actúa en nombre de los países miembros de la UE.

En sus conclusiones, el tribunal determinó que el Frente Polisario era "reconocido internacionalmente como representante del pueblo del Sahara Occidental" y que la UE no se había asegurado de obtener el consentimiento del pueblo saharaui antes de sellar los acuerdos con Marruecos.

En una declaración conjunta, el máximo diplomático de la UE, Josep Borrell, y el ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, dijeron que actuarían "para garantizar el marco legal que garantice el enjuiciamiento y la estabilidad de las relaciones comerciales".

Oubi Bachir, representante del Polisario ante la UE, celebró en un mensaje publicado en Twitter "una gran victoria para la causa del desierto". la justicia sigue obstaculizando el proceso de descolonización del Sáhara Occidental ".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos dijo que apelaría la decisión, calificándola de "decisión unilateral e ideológicamente motivada".

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó en febrero de 2018 que un acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos no podría incluir las aguas del Sahara Occidental.

Marruecos considera el vasto Sahara Occidental rico en minerales como sus "provincias del sur" y rechaza cualquier acción que considere una amenaza a su integridad territorial. El estatus del territorio es uno de los temas más sensibles del reino del Magreb.

Marruecos anexó la ex colonia española en 1975 y luchó contra el movimiento independentista del Frente Polisario. La ONU negoció un alto el fuego en 1991 y estableció una misión de mantenimiento de la paz para monitorearlo.

Pero el Tribunal Europeo de Justicia con sede en Luxemburgo ha dictaminado que el Sáhara Occidental no es parte de Marruecos, por lo que sus aguas no son parte del acuerdo UE-Marruecos. En 2018, el tribunal dijo que la inclusión de estas aguas violaría "ciertas reglas del derecho internacional general", como el derecho a la autodeterminación.

Marruecos y España son los países más afectados por la decisión. Solo en el acuerdo de pesca, se espera que Marruecos pierda alrededor de 52 millones de euros al año, durante cuatro años, a cambio de permitir que 128 barcos de 11 países europeos pesquen en aguas de alta mar. África Occidental. Noventa y dos de estos barcos son españoles.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de España se negó a responder preguntas sobre si España se uniría a Marruecos en la apelación.

"Cuando se trata de fallos judiciales, apreciamos que haya un período de transición", dijo a Associated Press un portavoz del ministerio, que no ha sido autorizado para decirle a Associated Press.

La medida se produjo cuando los gobiernos español y marroquí intensificaron los contactos en un intento por resolver la crisis diplomática que provocó la llegada repentina de unos 10.000 migrantes, incluidos niños no acompañados, a la ciudad de Ceuta, un enclave español en el norte de África.

La crisis humanitaria comenzó cuando Marruecos y España discutieron sobre la decisión de Madrid de brindar atención COVID-19 a Brahim Ghali, el líder del frente de independencia del Sahara Occidental, lo que enfureció a las autoridades en Rabat.

Las autoridades marroquíes, por su parte, han negado alentar a la gente a intentar entrar en Ceuta sin permiso.

___

Lorne Cook en Bruselas Aritz Parra en Madrid y Tarik El-Barakah en Rabat contribuyeron a esta historia.

[ad_2]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: